Música como instrumento de comunicación

Música como instrumento de comunicación

Jenny León Ochoa

Magister en musicoterapia, Universidad Nacional de Colombia

Centro de Musicoterapia Sono

Fundación Santa Fe de Bogotá – Boletín ArteSano, Edición 25. Julio – Septiembre de 2022

Vivimos un momento crucial en el que las dinámicas familiares y sociales cambian constantemente, dando paso a nuevas formas de interacción y de comunicación. Es una circunstancia que se puede aprovechar como una oportunidad para hacer de nuestro hogar y contextos sociales, un espacio en donde el sonido y la música nos brindan nuevas dinámicas de interacción.

 Si pensamos por un momento, la música siempre ha estado presente en nuestras vidas, desde los ritmos internos que escuchamos en el vientre materno y posteriormente en cada etapa de nuestras vidas. Desde muy pequeños, exploramos y buscamos diferentes maneras para llevar a cabo la comunicación. Por ejemplo, durante nuestra infancia, exploramos a través de gestos, ubicación de sonidos, imitaciones melódicas orales, entre otras. De esta forma, propiciamos formas intuitivas y creativas de interacción a través de canciones de cuna y diferentes juegos musicales y así, damos inicio a una comunicación sonora orgánica para el ser humano.

Escuchar música, buscar y cantar esa canción significativa de nuestra banda musical preferida con amigos o solos, es una acción que realizamos en nuestro cotidiano vivir; es una herramienta diversa que nos ayuda a expresarnos, compartir con los demás, sentirnos bien y fortalecer los vínculos solidarios ya existentes. Igualmente, cantar, bailar o tocar un instrumento, ir a un concierto, escuchar música con amigos en reuniones, cantar los villancicos en navidad o celebrar un cumpleaños, entre otras acciones, son experiencias sociales atractivas para el ser humano. En este tipo de acciones, la música y el sonido son un vehículo importante de comunicación no verbal efectiva, generando un espacio seguro y divertido de comunicación. 

Diferentes investigaciones científicas han demostrado que nuestro cuerpo libera diferentes sustancias al escuchar música significativa. Sustancias que nos permiten sentirnos bien, tener un mejor estado de ánimo y simultáneamente facilitar la interacción con los demás, generando bienestar en términos de promoción y prevención de la salud.

Somos seres humanos sociales por naturaleza, tenemos la capacidad de relacionarnos, de interactuar y, simultáneamente, de expresar nuestras diferentes sensaciones y emociones a través de la música.  Somos seres que tenemos un historial musical según nuestro contexto social, donde vivimos y nos encontremos. Somos una red musical poderosa que nos permite vibrar, vivir y acompañar en diferentes momentos de la vida.

Te invitamos a escuchar música y armonizar tus espacios en familia, espacios laborales y amistades.

Fotografías:

Santiago Ramírez M. – Taller de Vida.

[social_share show_share_icon="yes"]
admin
globecreativesas@gmail.com
No Comments

Post A Comment

EnglishSpanish